domingo, 7 de mayo de 2017

Algo en común

Hoy empiezo el post con una pregunta interesante. ¿Qué tienen en común, los testaferros de Pujol, Urdangarín, Bárcenas e Ignacio González?, si queridos blogueros, aparte de que sean todos unos ladrones tienen otra cosa en común. Se trata del BELIZE BANK LIMITED, en donde los testaferros de estos cuatro ladrones de guante blanco, operaban para ocultar al fisco español la fortuna de sus representados. Tenemos ante nuestros ojos a los nuevos piratas del Caribe, unos golfos y unos sinvergüenzas que a diferencia de los auténticos piratas, roban a los pobres de sus países para enriquecimiento personal. Los piratas auténticos robaban a los ricos, que no se olvide y por supuesto éstos piratas son muchos más honrados que estos malditos ladrones metidos a políticos y a otros asuntillos menos claros. 
La verdad que entre golfos y ladrones se conocen, da igual que sea entre los bajos fondos, que entre las altas esferas como es el caso que nos ocupa. Lo que yo no entiendo, es como a los testaferros no se les detiene o no se les acusa por lo menos de mangonear un dinero de procedencia un tanto ilícita, porque puedo comprender que un banco le dé igual esa procedencia, pero quién maneja tal cantidad de dinero….. Cabe también la posibilidad de que esos testaferros sean unos mandados de estos auténticos ladrones de guante blanco que tenemos la mala suerte de tener y de seguir manteniendo. 
Seguramente más de una vez habrán coincidido en Belice para tomárselas todos juntos y celebrar que los españoles somos tontos y que la justicia es una tonta del haba al no hacer nada. Y por supuesto, celebrando que la casta política sea como ellos y legisle para ellos. España, simple y llanamente. 
La cuestión es si la justicia y la agencia tributaria pueden hacer algo para recuperar ese dinero defraudado y oculto en otro país. Pero me parece a mí que eso no va ser posible, ya que al tratarse de un banco extranjero y con unas leyes un tanto diferentes a las españolas, pues en fin, el resultado ya saben cuál es, cumplir la poca condena que les caiga a estos golfos y luego darse una de abierto a Belice, recuperar el dinero poco a poco y a vivir como un auténtico rey del mambo en cualquier parte del mundo. 
Cabe recordar que el dinero defraudado nunca se recuperara, y que le quiten propiedades y coches, para esta gentuza no tiene importancia, ya que con lo que tienen en esos paraísos fiscales tienen para comprarse el triple de cosas. Y esto es lo realmente triste y penoso. 
Pero en fin, que le vamos a hacer. Tiraremos p’alante como se puede mientras se pueda, y cuando no se pueda pues entonces nos daremos cuenta que la justicia no es igual para todos y que hay clases privilegiadas y clases malparadas. Es lo que hay, Maikel Naig. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share