domingo, 4 de junio de 2017

Convertido

La cárcel puede hacer milagros. Puede hacer que una persona que nunca haya jugado al fútbol dentro lo haga. Puede hacer que si eres del Barça te hagas del Real Madrid. Puede hacer todo eso y mucho más. 
Y sí, todo lo anterior lo ha conseguido la cárcel de Soto del Real, y ha conseguido que uno de sus huéspedes, se haya convertido de repente al madridismo y además haga deporte. Todo un logro para una cárcel. 
Resulta, que ese huésped que se ha convertido ha sido Pujol Jr, ese chorizo del clan Pujol que era supuestamente el cabecilla de la trama, y al cual la madre superiora mandaba los misales. 
Si, queridos blogueros, Jordi Pujol Ferrusola se ha convertido al madridismo, pero eso sí, sólo mientras permanezca encarcelado en la prisión madrileña de Soto del Real. El hijo mayor de ex presidente de Cataluña ha presentado una instancia ante la dirección de la cárcel solicitando permiso para inscribirse en las actividades que organiza la Fundación Real Madrid. Lo que no se sabe, es si Instituciones Penitenciarias esconde tratos de favor o beneficios penitenciarios por apuntarse a esa fundación. Viviendo en España como vivo, no me extrañaría nada. 
Lo más chocante de todo, es que el primogénito del clan Pujol está muy identificado como el resto de su familia con el Fútbol Club Barcelona. De hecho, era un habitual en el palco presidencial del Camp Nou para ver los partidos del Barça. Su madre, Marta Ferrusola, conocida también en los ambientes chorizales como la madre superiora, llegó a remodelar el césped del estadio en 1994 y tras dos temporadas con el terreno de juego en pésimas condiciones, el caso llegó a los tribunales donde la matriarca aseguró que el problema había sido el mal tiempo. 
Pero como saben ustedes, no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y la vinculación de los Pujol con el Fútbol Club Barcelona no sería sólo deportiva, sino presuntamente delictiva. Según un informe de la UDEF, Jordi Jr. canalizó supuestamente comisiones recibidas de empresas a través de la Fundación Albert Pascual, que él gestionó, y que se dedica a financiar equipos de rugby de Barcelona y de los Países Catalanes. Toma del frasco, Carrasco. La golfería llevada casi al límite. 
Ahora, encarcelado en la prisión madrileña de Soto del Real ha decidido dejar a un lado el color blaugrana para poder participar en las actividades deportivas organizadas en las instituciones penitenciarias de la Comunidad de Madrid por la Fundación del club merengue que preside Florentino Pérez. 
Si la dirección del centro penitenciario acepta la petición de Jordi Pujol Ferrusola, éste formará parte del programa de escuelas socio deportivas que la Fundación Real Madrid desarrolla en un total de 23 centros penitenciarios, 22 con escuela de fútbol y 21 de baloncesto. 
Lo que hay que ver, es que sólo sea para eso, para hacer deporte y nada más. Aunque tengo mis dudas, que le voy hacer. Soy español. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share