miércoles, 7 de junio de 2017

Lo mismo de siempre

En esta España o como se llame la descojonación de país en el que vivimos, quien la hace la paga. Unos más que otros, pero al final es así. 
Resulta que en este país conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo, del trapicheo, del engaño y del intentar ahorrarnos unos cuartos ante las instituciones públicas, no se escapa ni el Tato, ni siquiera los que quieren dar ejemplo pero que luego a la hora de la verdad, son peores que los ciudadanos normales. La diferencia esta, en que aquellos son privilegiados ante las leyes y el resto de ciudadanos no. 
Resulta, que el amiguete Pablo Echenique de Podemos, tenía contratado, por decirlo de forma amable, tenía un asistente que le trabaja para ayudarlo en su día a día. Resulta que Pablito Echenique tenía contratado a este asistente sin contrato, y la Seguridad Social lo ha enganchado. La propuesta de sanción es de entre 10.001 y 25.000€ al dirigente de Podemos por parte de la Inspección del Trabajo, al considerar muy grave el hecho de mantener sin contrato a un asistente, y además pone en duda su cumplimiento de los principios rectores recogidos en el código ético del partido. El texto aprobado en la pasada asamblea ciudadana de Vistalegre II incluye en su artículo 14 que lo siguiente, ojo al parche: los miembros de Podemos que tengan responsabilidades laborales deberán trabajar para garantizar el respeto de los derechos de las personas que están bajo su responsabilidad. Para ello exige que se establezcan, en la medida de lo posible, protocolos públicos de contratación que fomenten la igualdad y la capacidad, actuando decididamente contra la desviación de poder en la contratación. Vaya con el amiguete Pablo Echenique. 
Ni que decir tiene que va a dimitir, eso en este país es impensable, en donde se pide para otros las dimisiones, pero nunca para los que cometen y multan actos de este tipo. Por supuesto también, La dirección del partido ha cerrado filas con el secretario de Organización, a través de la portavoz parlamentaria, Irene Montero, quien dijo compartir todas sus explicaciones, faltaría más. 
Como puede ver ustedes, se aplica ese refrán tan español aplicado a la Iglesia Católica y que ahora el partido de Podemos hace suyo por méritos propios, que es ese que dice HACED LO QUE YO DIGA, PERO NO HAGÁIS LO QUE YO HAGA. El refrán les viene como anillo al dedo, y por supuesto hacen gala de él, como se puede apreciar. 
Estos perro flautas pretenden que los votemos, y yo me pregunto, ¿para qué?¿para que sigan haciendo de las suyas y después la culpa sea de otro?¿para que nieguen lo evidente?¿para que luego se pasen todas las leyes incluidas las internas por el arco del triunfo?. Para eso me estoy en mi casa y así me evito moverme, total para lo que hay que votar, no merece la pena ni levantarse de la cama. Vaya panda. Más de lo mismo. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share